El Alavés de la Final Perfecta: La hazaña del club vasco en la final de la UEFA

El Alavés de la Final Perfecta: La hazaña del club vasco en la final de la UEFA

El Deportivo Alavés es un equipo de fútbol con sede en la ciudad española de Vitoria-Gasteiz, en la provincia de Álava. Fue fundado en 1921 y juega sus partidos de local en el Estadio de Mendizorroza, con capacidad para más de 19.000 espectadores. Sin embargo, una de las mayores hazañas de este club ocurrió el 16 de mayo de 2001, cuando llegó a la final de la UEFA contra el Liverpool FC.

Fondos del Alavés

El Deportivo Alavés ha sido históricamente un equipo pequeño, con poco presupuesto y pocos recursos para fichar a jugadores de renombre. En comparación con el Liverpool, que en el 2001 tenía un plantel plagado de estrellas como Michael Owen, Steven Gerrard y Jamie Carragher, el Alavés contaba con jugadores menos conocidos, pero comprometidos con el equipo y con gran talento. El profesor José Antonio Torrecilla, especialista en economía del deporte y en particular en el fútbol, sostiene que para los clubes pequeños un buen enfoque económico es que "cualquier jugador, con la calidad que tenga, será una pieza clave del equipo".

Los comienzos de la final

La final de la UEFA 2001 comenzó en el estadio Signal Iduna Park en Dortmund, Alemania. El ambiente estaba a tope, con decenas de miles de fanáticos en las gradas apoyando a ambos equipos. El Liverpool se adelantó en el marcador a los 41 minutos gracias a un gol de Markus Babbel. Pero el Alavés no se rindió, y minutos después empató el partido gracias a un cabezazo de Javi Moreno. La primera parte terminó empatada a uno, y la tensión en el estadio era palpable.

Los goles del partido

En la segunda mitad, el Alavés sorprendió al Liverpool con dos goles y se puso arriba 3-1. Sin embargo, el Liverpool no bajó los brazos y empató el partido con goles de Steven Gerrard y Vladimir Smicer. El partido terminó en empate 3-3, y se fue a tiempos extras.

En el primer tiempo extra, Javi Moreno le dio la ventaja al Alavés con su segundo gol del partido. Pero el Liverpool empató otra vez, y el partido se fue al segundo tiempo extra.

En el segundo tiempo extra, los dos equipos peleaban por la victoria. Pero en el minuto 117, el Liverpool logró marcar el gol de la victoria gracias a un cabezazo de Alavés defensor Delfí Geli, quien intentó despejar, pero la pelota se desvió hacia la portería de su propio equipo.

Así, el Liverpool ganó su tercera Copa de la UEFA en cinco años, pero el Alavés había logrado algo inédito: llegar a la final de un torneo europeo siendo un equipo modesto y de bajo presupuesto.

El legado del Alavés

La hazaña del Alavés en la final de la UEFA 2001 todavía se recuerda con gran cariño en Álava y en toda España. Para muchos, fue uno de los mayores momentos deportivos del país en los últimos años. Además, sirvió de inspiración para otros equipos pequeños que aspiran a dar la sorpresa y llegar a las finales de los torneos europeos.

En resumen, el Alavés de la final perfecta castellanizó el guión de Hollywood y convirtió a un modesto equipo de fútbol de la provincia de Álava en un héroe nacional. Fue una hazaña deportiva de la que se hablará durante muchos años.