morientes.es.

morientes.es.

El Atlético de Madrid del doblete de Falcao: Diego Simeone, el Cholo del éxito rojiblanco

El Atlético de Madrid del doblete de Falcao: Diego Simeone, el Cholo del éxito rojiblanco

El Atlético de Madrid del doblete de Falcao: Diego Simeone, el Cholo del éxito rojiblanco

En el mundo del fútbol, hay equipos que logran destilar una esencia propia y diferenciadora. Quizá el Atlético de Madrid sea uno de ellos. El club colchonero ha logrado en los últimos años establecer un estilo de juego aguerrido, solidario y competitivo que le ha llevado a lo más alto del fútbol español, continental e internacional. Uno de los grandes artífices de ese éxito es el técnico argentino Diego Simeone, conocido en los ambientes futboleros como el Cholo.

Los inicios del Cholo

Diego Pablo Simeone nació en Buenos Aires en 1970 en el seno de una familia de futbolistas. Su padre, Carlos Simeone, fue también futbolista profesional y su hermano, Esteban, seguiría el mismo camino. Diego inició su carrera en las divisiones inferiores del Vélez Sarsfield, en donde muy pronto demostró su talento y compromiso. Debutó con el primer equipo en 1987 y consiguió varios títulos locales e internacionales en los siguientes años. Su perseverancia y trabajo en el campo eran sus grandes virtudes.

Después de su paso por el fútbol italiano, en donde jugó en clubes como el Lazio o el Inter de Milán, Simeone se mudó a España en el año 1994 para incorporarse al Sevilla. Allí, jugó durante dos temporadas, antes de dar el salto al balompié albiceleste. En Argentina, Simeone se coronó campeón de la Copa Libertadores con el River Plate y se convirtió en un jugador fundamental de la albiceleste.

La etapa como entrenador

Tras su retirada como futbolista en el año 2006, Simeone inició su carrera como entrenador en Racing Club de Argentina. Su paso por Racing no fue demasiado exitoso y una temporada después, decidió dar el salto a Europa para dirigir al Catania italiano. La aventura apenas duró unos meses, pero Diego no se rindió. Volvería a Argentina para dirigir a Estudiantes de la Plata, en donde conseguiría el torneo Apertura de 2006 y, un año después, alcanzaría la final de la Copa Libertadores.

En el año 2010, tras su experiencia en Estudiantes, Simeone regresa a España para dirigir al Racing de Santander. La experiencia tampoco fue exitosa y apenas duró unos meses. Pero su segunda oportunidad en territorio español llegó de la mano del Atlético de Madrid en el invierno de 2011. Allí, Simeone se encontró con un equipo en decadencia, que estaba alejado de los puestos europeos y que no lograba competir con el eterno rival, el Real Madrid.

El Atlético de Madrid de Simeone

Lo que vino después puede ser catalogado como una auténtica revolución en el Atlético de Madrid. Simeone llegó con las ideas muy claras: hacer de su equipo una máquina de competir, regida por el esfuerzo, la solidaridad y la garra. El técnico argentino logró insuflar una nueva energía al conjunto colchonero, que empezó a competir de tú a tú con el Madrid y con el Barcelona.

La primera temporada de Simeone fue memorable. El Cholo logró clasificar al Atleti para la Europa League después de remontar un 0-2 en contra ante el Hannover y, contra todo pronóstico, conseguir el título en la final de Bucarest ante el Athletic de Bilbao (3-0). Un logro que, a día de hoy, sigue siendo recordado por la afición rojiblanca.

La temporada siguiente, el Atlético continuaría ensanchando sus logros. En la Liga, el equipo colchonero se quedaría a las puertas del título, por detrás del FC Barcelona. Pero en la final de la Copa del Rey, Simeone y sus hombres volvieron a demostrar su poderío: vencieron al Madrid por 2-1 en el Santiago Bernabéu, con goles de Diego Costa y Miranda. Un logro histórico que confirmaba que el Atlético de Madrid había vuelto a posicionarse como uno de los grandes del fútbol español.

La temporada 2013-2014 sería aún más recordada por los aficionados rojiblancos. En ese año, el Atlético de Madrid lograría el doblete de Liga y Copa del Rey, y llegaría hasta la final de la Champions League, en donde caería derrotado ante el Real Madrid. El eje del equipo volvería a ser Falcao, que marcaría goles decisivos en las rondas finales de ambas competiciones. Pero el mérito no podía adjudicarse solo al colombiano. Simeone había logrado construir un equipo sólido, con jugadores como Diego Costa, Koke, Gabi o Godín, que se habían convertido en referentes. Un grupo que se contagiaba de la garra y la convicción del técnico argentino.

El legado del Cholo

A día de hoy, Simeone sigue siendo el técnico del Atlético de Madrid. Su etapa al frente del conjunto colchonero ya es la más longeva de la historia del club y se sitúa como una de las más exitosas. El Cholo ha logrado hacer del Atlético una entidad todavía más sólida, que compite en todos los frentes y que se ha hecho un hueco entre los grandes del fútbol mundial.

Pero el legado de Simeone en el Atlético de Madrid no solo es deportivo. El técnico argentino ha conseguido transformar la actitud y mentalidad del club, haciéndolo más ambicioso y competitivo. Su labor ha sido reconocida tanto por la afición colchonera como por sus compañeros de profesión, que destacan su capacidad para transmitir su pasión por el fútbol y su estilo combativo.

En definitiva, el Atlético de Madrid del doblete de Falcao fue un equipo determinante en la historia del fútbol. Un equipo que, liderado por el Cholo Simeone, logró marcar una época y establecer una escuela. El legado del argentino, tanto como jugador como técnico, es incuestionable y seguirá siendo un referente dentro y fuera del campo. El fútbol español le debe mucho al Cholo.