Liga 2003/2004: un hito en la historia del Valencia

Introducción

La temporada 2003/2004 fue una de las más emocionantes y exitosas de la historia del Valencia Club de Fútbol. Además de lograr la Liga española, el equipo llegó a la final de la Liga de Campeones de la UEFA, convirtiéndose en uno de los mejores equipos de Europa ese año. A continuación, revisaremos las claves del éxito de ese equipo y por qué esta temporada es un hito en la historia del Valencia.

La plantilla del Valencia 2003/2004

El Valencia se reforzó en la temporada 2003/2004 con jugadores como Marco Di Vaio, Stefano Fiore y Fabián Canobbio, que se unieron a los ya consagrados Vicente, Albelda y David Villa. Además, el técnico Rafael Benítez trabajó duro para crear un equipo equilibrado y comprometido en todas las líneas.

La fortaleza defensiva

Uno de los puntos fuertes del Valencia en la temporada 2003/2004 fue su defensa sólida. Con Cañizares en la portería y jugadores de la talla de Ayala, Marchena y curiosamente un joven Moretti, el equipo solo concedió 27 goles en los 38 partidos de Liga. Una cifra realmente espectacular que permitió al equipo ganar muchos partidos por la mínima.

El liderazgo de Albelda

David Albelda fue un líder indiscutible en el centro del campo. Con su garra y compromiso, el mediocampista fue determinante para el estilo de juego del Valencia. Albelda tenía una gran visión de juego, sabía cortar el ataque rival y, además, sumaba llegada y gol. Fue el jugador que más minutos disputó en Liga, dando inicio a la gran solidez defensiva del equipo.

Villa, el delantero revelación

La temporada 2003/2004 fue la consagración de David Villa como uno de los delanteros más completos de España. Tras su paso por el Sporting de Gijón y el Zaragoza, el asturiano llegó al Valencia para demostrar todo su potencial. Villa marcó 25 goles en Liga y se llevó el Trofeo Pichichi como máximo goleador del campeonato.

Los momentos clave de la temporada

El Valencia arrancó la temporada con una victoria por 1-0 ante el Mallorca, a la que le siguió otra victoria del mismo marcador ante el Athletic. Con estos primeros seis puntos, el equipo se convirtió en líder de la Liga y no lo soltaría hasta el final. A pesar de algunos tropiezos, como las derrotas ante el Barcelona o el Real Madrid, el Valencia logró encadenar una racha de 13 partidos sin perder, que le permitieron controlar la Liga con relativa comodidad.

El gol de Villa en el Bernabéu

Uno de los momentos más emblemáticos de la temporada fue el gol de David Villa en el Santiago Bernabéu. Con 10 hombres, tras la expulsión de Marchena, el Valencia se adelantó en el marcador gracias a un gran gol del asturiano. Aquel resultado permitió al Valencia consolidarse como líder y dejar al Real Madrid a ocho puntos de distancia.

La jornada 37 ante el Celta

El Valencia dependía de sí mismo para ser campeón. Con un punto de ventaja sobre el Barcelona en la última jornada, un empate ante el Celta en Mestalla le hacía campeón. El partido no fue fácil, pero el gol de Pablo Aimar en el minuto 89 permitió al Valencia sellar su sexto título de Liga.

La final de la Liga de Campeones

La temporada 2003/2004 no solo fue gloriosa en Liga. El Valencia alcanzó la final de la Liga de Campeones tras dejar en el camino al Liverpool, el Spartak de Moscú, el Arsenal y el Villarreal. En la final, disputada en Gelsenkirchen, el equipo se midió al Olympique de Marsella.

Una final emocionante y dramática

La final de la Liga de Campeones no fue fácil para el Valencia. Tras el gol de Morientes para el Marsella, el equipo remontó con goles de Mista y Baraja, pero el equipo francés empató en el minuto 81 con gol de Diego Alonso. En la tanda de penaltis, el Valencia perdió y Marsella se llevó la Champions.

Conclusión

La temporada 2003/2004 fue una de las más emocionantes y gloriosas de la historia del Valencia. Con un equipo sólido, equilibrado y comprometido, el Valencia logró ganar la Liga española y llegar a la final de la Liga de Campeones. Jugadores como Albelda, Villa o Marchena lideraron a un equipo que hizo historia y que quedó en la memoria de todos los seguidores del fútbol.