Los goles más acrobáticos

Los goles más acrobáticos

El fútbol es un deporte que nos ha dejado momentos inolvidables a lo largo de la historia. Uno de los momentos que más disfrutan los aficionados es cuando un jugador realiza un gol acrobático. Estas jugadas requieren de una gran habilidad y coordinación por parte del futbolista y cuando se logran son un espectáculo para la afición.

En este artículo repasaremos algunos de los goles más acrobáticos en la historia del fútbol, desde las chilenas hasta las tijeras y las voleas.

Chilenas

La chilena, también conocida como "tijera", es una de las jugadas más espectaculares que puede realizar un jugador. Consiste en lanzarse al aire y, en el momento preciso, dar una patada con el pie contrario al que está en el aire para impactar el balón y mandarlo al fondo de la red.

Uno de los goles más acrobáticos de la historia de la chilena fue el que realizó Marco van Basten en la final de la Eurocopa de 1988. El delantero holandés recibió un centro desde la banda derecha y, sin dejar caer el balón al suelo, ejecutó una chilena que se coló en la portería soviética.

Otro gol acrobático de chilena que sigue en la memoria de los aficionados fue el que marcó Zlatan Ibrahimovic en un partido entre el París Saint-Germain y el Saint-Étienne en 2012. El delantero sueco se elevó por encima de su marcador para rematar de chilena y enviar el balón al fondo de la red.

Tijeras

La tijera es una jugada muy parecida a la chilena, pero en este caso el jugador no se lanza al aire sino que da una voltereta hacia atrás para impactar el balón con el pie contrario al que está en el aire.

Uno de los goles más memorables de tijera lo realizó Wayne Rooney en un partido entre el Manchester United y el Manchester City en 2011. El delantero inglés recibió un centro desde la banda y, sin dejar caer el balón, realizó una tijera que se coló en la portería rival.

Otro gol de tijera que sigue en la memoria de los aficionados fue el que marcó Ronaldinho en un partido entre el Barcelona y el Villarreal en 2006. El brasileño recibió un centro en el área y, sin dejar caer el balón, realizó una tijera que se coló por la escuadra.

Voleas

La volea es una jugada en la que el jugador impacta el balón antes de que toque el suelo. Requiere de una gran técnica y precisión por parte del jugador.

Uno de los goles más acrobáticos de volea fue el que realizó Marco van Basten en la final de la Eurocopa de 1988. El holandés recibió un centro desde la banda izquierda y, sin dejar caer el balón, realizó una volea que se coló en la portería soviética.

Otro gol acrobático de volea que sigue en la memoria de los aficionados fue el que marcó Cristiano Ronaldo en un partido entre el Real Madrid y el Juventus en la final de la Liga de Campeones de 2018. El delantero portugués recibió un centro desde la banda y, sin dejar caer el balón, realizó una volea que se coló en la portería italiana.

Conclusiones

Los goles acrobáticos son una muestra de la habilidad y la técnica de los jugadores de fútbol. Son jugadas que requieren de una gran precisión y coordinación por parte del futbolista y que son un espectáculo para la afición.

En este artículo hemos repasado algunos de los goles más memorables de chilena, tijera y volea en la historia del fútbol. Aunque es difícil determinar cuál fue el mejor, lo que es seguro es que estas jugadas seguirán en la memoria de los aficionados durante muchos años.